Cuentos en el blog

sábado, 27 de agosto de 2011

Decisiones


Cuántas veces nos hemos encontrado ante una encrucijada donde la elección del camino a seguir puede hacernos dar dos pasos al frente o por el contrario hacernos retroceder varios.
Los factores que nos hacen seguir uno u otro camino pueden variar desde un análisis racional de la situación, a la decisión apasionada y si se quiere ciega debido a alguna pasión humana.
Pero ¿que ocurre cuando debemos elegir entre la oportunidad de acrecentar nuestro prestigio, y traicionar las banderas que enarbolamos? No me refiero al caso en que la decisión lleve a algo ilícito, sino en algo más “trivial” como el elegir ir a un evento, invitado por un amigo, pero donde este simple hecho implica traicionar nuestra palabra, nuestros propios principios… y a otro amigo.
Esta situación y la decisión tomada, pueden darnos más de un dolor de cabeza y cerrarnos alguna puerta en el futuro, sin embargo no podemos eludir la disyuntiva y como dice Lígia Rosso en su blog “Nas Esterlinas”: Nadie conoce exactamente cual es el camino que debemos seguir, pero esto no impedirá que sigamos adelante.
Se que es difícil contentar a todos, que muchas veces debemos ser flexibles… pero, también se que nuestros principios están por encima de cualquier compromiso y creo firmemente que lo blanco siempre será blanco y lo negro sólo puede ser negro.
Estoy convencido que anteponer nuestros principios  a la conveniencia no siempre nos llevará por los remansos de agua miel y orillas floridas con angelitos tocando a nuestro paso. Sin embargo creo que por más calmas que sean las aguas en las que navegamos, si actuamos contra nuestra palabra, creencias y principios, el peso de nuestra conciencia hundirá nuestra barca sin remedio tarde o temprano.

4 comentarios:

  1. Ale, hermosa reflexión, mantenernos en nuestros principios y el amigo si nos conoce, entenderá. A veces ser auténtico tiene su precio.Una buena desición, es como una buena elección, ellas son el reflejo de uno mismo.
    No dejes de escribir tus propias reflexiones.
    Me encantó
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reflexión.Ciertamente, tenemos que ser honestos con nosotros mismos.

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  3. Hola ALEJANDRO
    Me encantó tu manera de enfocar el tema. Yo también creo que lo más importante es sentirse bien con uno mismo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Si no somos honestos con nosotros mismos ¿entonses con quién?

    ResponderEliminar