Cuentos en el blog

domingo, 23 de diciembre de 2012

La palabra, bálsamo para los que sufren


Rene Ferrer

Escritores y poetas llegan hasta hospitales públicos de la Gran Asunción, a leer cuentos y poemas a los niños y niñas que permanecen internados. Una manera diferente de expresar solidaridad en estas fiestas.

"Tereré tiene un imán/ escondido entre la yerba/ tereré a media mañana/ tereré al atardecer...".

A medida en que iba leyendo, cantando y hasta danzando la versión musical de su ya clásico poema "Tereré" (musicalizado por su hermana Susana), la consagrada escritora paraguaya Renée Ferrer percibió que se iba haciendo un silencio mágico a su alrededor, y sintió que se le erizaban los pelos por la emoción del momento.



Era el jueves 20 de diciembre y ella se encontraba en la sala de niños y niñas del Hospital de Emergencias Médicas de Asunción, donde varios pequeños pacientes internados por traumas y accidentes la miraban y escuchaban atentamente, mientras leía.

"Había un chiquito que se había estado quejando mucho de dolor. Yo empecé a leer, cuando de pronto me dí cuenta de que ya no se quejaba. Se había quedado en silencio, y parecía embelesado por la obra. Fue entonces cuando empecé a cantar y hasta me animé a bailar la versión musical del poema", relata la escritora.

Renée Ferrer estuvo en compañía de los escritores Feliciano Acosta y Alejandro Hernández, en una de las jornadas solidarias denominadas "Cuentos de Navidad en hospitales públicos", una iniciativa conjunta de la Sociedad de Escritores del Paraguay (SEP) y de la Dirección de Industrias Culturales, de la Secretaría Nacional de Cultura, que durante varios días recorrió lugares como el Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS), el Hospital Materno Infantil de San Lorenzo y Emergencia Médicas.

Milia Gayoso


COMPARTIR. Este es el segundo año en que ambas instituciones organizan las jornadas de literatura solidaria por Navidad.

"Para mí no es algo tan nuevo, ya que hace muchos años, con otra colegas escritoras y poetas, como María Luisa Artecona de Thompson, Nila López, Gladys Carmagnola, entre otras, por propia iniciativa ya habíamos protagonizado una experiencia similar de recorrer hospitales en Navidad y leer obras a los niños pacientes. Es muy gratificante ver la sensación de alegría, de esperanza, de sentirse acompañado, que se despierta en ellos", destaca René Ferrer.

Esta vez, Irina Ráfols y María Irma Betzel llegaron hasta el Hospital de IPS, Milia Gayoso y Lisandro Cardozo estuvieron en el Materno Infantil de San Lorenzo, y Ferrer, con Acosta y Hernández, lo hicieron en Emergencias Médicas.

En la ocasión, se distribuyó a los niños y niñas varios libros de cuentos, donados por las editoriales Don Bosco, Fausto, Lina y Aramí.

LITERATURA SOLIDARIA. "Es una experiencia fascinante, que se realiza por segundo año, en que los autores comparten su obra directamente con un público muy especial, en un momento significativo del año", destaca María Luz Saldívar, al frente de la Dirección de Industrias Culturales de la SNNA.

La funcionaria y artista relata que las jornadas fueron recibidas con grata sorpresa por los pequeños internados y hubo momentos particularmente emotivos, como los que vivió la escritora Milia Gayoso con los niños y niñas pacientes de oncología en el Materno Infantil.

Para el próximo año se buscará incluir y abarcar a más hospitales públicos del país, incluyendo a varias ciudades del interior.

"Ver el rostro extasiado de los niños y niñas al introducirse en las historias que les contaban sus propios autores y autoras, fue muy emocionante. Casi siempre, a la hora de pensar en campañas solidaria en estas fechas se habla de llevarles cosas materiales, que son muy importantes, pero estos escritores y escritoras llevan una riqueza inmaterial, su propia obra, el valor de la palabra solidaria, que es como un bálsamo para quienes sufren", afirma María Luz.

Fuente Ultima Hora 23/12/12

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Cuentos de Navidad en los hospitales

Foto Ultima Hora http://www.ultimahora.com/notas/359172-Aula-hospitalaria-contagia-vida-a-ninos-internados-en-el-IPS
Los días lunes 17, martes 18 y jueves 20 de diciembre, se realizarán jornadas de lectura de cuentos para niños y niñas en hospitales públicos. Este es un emprendimiento de la Secretaría Nacional de Cultura con motivo de las fiestas navideñas. Los cuentos serán narrados por escritores y escritoras de la Sociedad de Escritores del Paraguay.
 
La actividad está organizada por la Dirección de Industrias Culturales de la Secretaría Nacional de Cultura y la Sociedad de Escritores del Paraguay (SEP). La misma cuenta con el apoyo de la Dirección de Atención Educativa a Niños, niñas, adolescentes y jóvenes en situación de riesgo del MEC.

Cabe destacar que este es el segundo año que la Secretaría Nacional de Cultura y la Sociedad de Escritores del Paraguay se unen para ofrecer un momento de esparcimiento y recreación a través de los libros a los niños y niñas que se encuentran hospitalizados.

Las actividades se realizarán de la siguiente manera:

* Lunes 17 de diciembre, a las 15:30 horas, en el Instituto de Previsión Social, sede central. La narración estará a cargo de las escritoras, Irina Ráfols, Luz Saldivar y Alejandro Hernandez y von Eckstein.
* Martes 18 de diciembre, a las 9:30 horas, en el Hospital Materno Infantil de San Lorenzo (Clínicas). Contarán cuentos los escritores,María Irma Betzel, Milia Gayoso y Lisandro Cardozo.
* Jueves 20 de diciembre a las 9:30 horas, en Emergencias Médicas. Estarán René Ferrer y Feliciano Acosta.

jueves, 13 de diciembre de 2012

¿Qué regalar en estas fiestas?



Que en el loco mundo de hoy en día, el tiempo, parece escapársenos de la manos es un hecho como también lo es que sin habernos dado cuenta ya estamos de nuevo en diciembre.
Otra vuelta ha dado el mundo y eso nos recuerda que debemos hacer las compras navideñas.
Las ofertas de obsequios, para todas las edades, pululan por doquier. Joyas, ropas de marca, perfumes, bebidas alcohólicas, equipos de telefonía celular, sofisticados juguetes inimaginables hace un par de años, se ofrecen en las vidrieras de centros comerciales, revistas y medios de comunicación. Este bombardeo de ofertas puede llegar a representar para muchos un problema, en especial, para aquellos cuya extensa agenda social le hace llorar por adelantado al imaginar la cuenta de la tarjeta de crédito a fin de mes.
Es cuando nos preguntamos ¿Qué comprar?  
De entre todas las ofertas ofrecidas existe un obsequio, raramente publicitado, de valor económico relativamente accesible y de incalculable valor real. Con él el beneficiario tendrá segura compañía, podrá viajar a diversas partes del mundo sin gastar un solo peso además de aprender mucho con él y de él, con el mínimo de esfuerzo. En fin, un obsequio que si sabemos aprovecharlo, puede llegar a alimentar nuestra alma, cuerpo y espíritu, convirtiéndose en una vía de escape a un mundo que va más allá del simple entretenimiento, pudiendo llegar a influenciar en la vida de una persona. Además, algo muy útil para el que debe realizar muchos regalos, no tendremos que preocuparnos de tener que cambiarlo por otro de mayor o menor tamaño.
Este fantástico regalo, y mí preferido entre todos, no es otro que un LIBRO.
Es cierto que en el mundo mediático de hoy pretende menospreciar al libro, sea este de papel o digital sin embargo, como dije antes, no hay nada mejor que disfrutar de un buen libro y hacer volar la imaginación, favoreciendo la futura creación del individuo receptor.
Un viejo texto medieval de un códice de la Biblia de Toledo ofrece una de las mejores definiciones descriptivas del libro hasta ahora conocidas.
¿Qué es el libro?

El libro es lumbre del corazón;
espejo del cuerpo;
confusión de vicios;
corona de prudentes;
diadema de sabios;
honra de doctores;
vaso lleno de sabiduría;
compañero de viaje;
criado fiel;
huerto lleno de frutos;
revelador de arcanos;
aclarador de oscuridades.
Preguntado responde,
y mandado anda deprisa,
llamado acude presto,
y obedece con facilidad.

Sin más que decir, ¿Qué mejor regalo que este?
Y ahora... no me queda otra cosa que ir a mi librería amiga y ver lo que en ella puedo encontrar para obsequiar en estas fiestas. Desearía que me sigan... No se arrepentirán.