Cuentos en el blog

domingo, 22 de agosto de 2010

De nenes y nenas (2ª parte)

En diciembre del año pasado escribí sobre esta nueva moda de agrandar los discursos con palabras masculinas y femeninas para referirse a hombres o mujeres obviando las llamada palabras genéricas (http://ahve.blogspot.com/2009/12/de-nenes-y-nenas.html).
Hoy luego de una charla con una fémina me dispuse a continuar sobre algunos puntos que en ese momento quedaron en el tintero.
A mi parecer, si bien esta moda lingüística pretende dar igual importancia a mujeres y a hombres, debido a que las palabras genéricas son masculinas(Ej.:los “hombres” de la antigüedad) creo que ademas de ser otro tipo de discriminación, esta “solución” no es más que un parche al real problema. La sociedad.
¿Por qué digo que es otro tipo de discriminación? Porque toda división excluye a una parte del todo. No debería hablarse de literatura femenina o masculina sino de literatura.
Los que defienden este desglose genérico hablan que a través de este están valorando a la mujer. Sin embargo aunque se escriba demás en un discurso al agregar palabras como diputados y diputadas, compañeros y compañeras, la discriminación y subvaloración de la mujer continua ya que, a pesar de este “parche”, la sociedad continua pensando en masculino, incluyendo muchas veces a las mismas feministas a pesar de fomentar y tratar de hacer primar las obras e su género.
Si uno observa una antología literaria la mayoría de las obras allí presentadas son de hombres, inclusive en antologías escritas por mujeres, no significando esto que existen en relación menos mujeres escritoras, sino que en la selección se le ha dado más importancia a los escritores masculinos.
Del mismo modo que los progenitores transmiten el ADN a su descendencia, cada escritor concibe su obra gracias a experiencias y vivencias propias de su persona dándole así su sello característico y genérico. Es gracias a la suma de estos sellos que el lector se enriquece ampliando su mente y visión.
En mi opinión, así como no calificamos a un niño por los aciertos o desaciertos de sus padres no podemos decir que un libro es bueno o malo solo con saber quien lo escribió.
Del mismo modo como en un bosque cada árbol tiene la capacidad de realizar la fotosíntesis y mediante este proceso oxigenar al planeta, los que integran la raza humana tienen la capacidad de crear. Nadie se preocupa que árbol produce más oxigeno o absorbe más dióxido de carbono,así mismo, nadie debería dar importancia a si el creador de tal o cual poesía o novela es hombre o mujer.
Solo cuando la sociedad deje de pensar en masculino o femenino y solo se tenga en cuenta una obra sin importar nacionalidad, el sexo o preferencia sexual del autor, esta será valorada en toda su dimensión y a través de ella a su creador. 

2 comentarios:

  1. HE LEÍDO TUS DOS COMENTARIOS Y ME GUSTA TU ESTILO, DEL CUAL NO TENGO NADA MALO QUE OBJETAR SIN EMBARGO SOLO QUE NO ESTOY MUY DE ACUERDO CON MUCHAS DE LAS RESOLUCIONES QUE TOMA LA RAE. ESTAMOS DE ACUERDO CON QUE EL IDIOMA CASTELLANO ES MUY DINÁMICO Y QUE DEBE INCORPORAR NUEVAS PALABRAS CUANDO NO LAS HAYA EN EL NUESTRO. POR EJEMPLO MOUSE ES UN ANGLICISMO ACEPTADO MUNDIALMENTE PERO EN CASTELLANO, DECIR ARRASTRAR EL RATÓN ES RIDÍCULO. LUEGO TENEMOS A LOCOTE PALABRA QUE NO EXISTE SIN EMBARGO ES UN REGIONALISMO PARAGUAYO, TOTALMENTE ACEPTABLE COMO TAL. LO TRISTE ES QUE LA RAE BLANQUEA PALABRAS "PUERCAS" COMO CONCIENCIACION QUE SIEMPRE ESTUVO MAL DICHO EN VEZ DE CONCIENTIZACIÓN QUE ES EL VOCABLO CORRECTO. BALACERA, ORGANIZACIONAL, PROACTIVO, INSUMO, RUBRO, Y CIENTOS MAS. SE HA DEJADO PRESIONAR POR ORGANIZACIONES FEMINISTAS PARA DESTRUIR NUESTRA LENGUA CON PALABREJAS COMO PRESIDENTA SIN EMBARGO NO ES EQUITATIVO CON DENTISTO. SALUDOS ALEJANDRO

    ResponderEliminar
  2. Totalmente deacuerdo. Por suerte hay varios que piensan como nosotros.

    ResponderEliminar