Cuentos en el blog

sábado, 18 de septiembre de 2010

De cuerdos y locos...

Hay quienes dicen que la locura se contagia, otros que “de cuerdos y locos todos tenemos un poco” sea como sea es evidente que muchos compartimos pensamientos y sentimientos comunes y esto se evidencia en que en varias partes del mundo se escriben sea en blogs, revistas, o libros, temas de similar contenido.
Cuando se me pidió que presentara la novela “El Sindrome de Zavala”, en la feria del libro de Encarnación, descubrí que muchas “vivencias” y pensamientos reflejados en este libro eran muy similares a varios artículos escritos en este blog. ¿Es acaso el libro en cuestión un espejo en el cual el lector refleja sus deseos, criticas y sentimientos ocultos?
¿Será que los conceptos vertidos en esta novela, mediante una amena trama en donde “Juan Eustaquio” busca un mítico tesoro, son los mismos conceptos de protesta que cada uno de nosotros tenemos en nuestro subconsciente contra los invisibles y anónimos titiriteros que manipulan nuestros actos? Esos mismos cuestionamientos y reflexiones que tenemos, como dice el autor, “en los momentos de hastío, en un colectivo, frente a un semáforo, cuando viajamos, y que mueren en el mismo momento de manifestarse ya que nunca nos atreveríamos a repetir a nadie, por temor al rechazo, a la desaprobación, o a que se nos considere dementes”.
Si bien la novela se desarrolla en Asunción y sus alrededores podría desarrollarse en cualquier ciudad donde el ciudadano, envuelto y arrastrado por una marea formada por la frivolidad y el autismo provocado por la tecnología y la sociedad misma, trata de salir a la superficie cuestionándose silenciosamente sobre el camino a seguir para lograr sus sueños, mientras es perseguido y seducido a la vez por los fantasmas del materialismo, consumismo y egoísmo que tratan de impedir que desentierre su verdadera identidad, su “yo interior”.
Juan de Urraza da un paso más allá al evitar que estos conceptos, que todos tenemos, se evaporen en el éter del pensamiento al plasmarlos en esta atrevida y sincera obra con la cual el lector descubrirá que “de cuerdos y locos todos tenemos un poco”.

3 comentarios:

  1. Comparto tus comentarios "De cuerdos y locos". Leer la novela de Juan es blanquear lo que vivimos todos los días en este mundo que aparece estar inserto en una esquizofrenia con delirios de persecución, que trata de escapar, sin éxito a esta dura realidad de nuestros días. Un abrazo querido Amigo y mis felicitaciones a Juan.

    ResponderEliminar
  2. Comparto tus comentarios "De cuerdos y locos". Leer la novela de Juan es blanquear lo que vivimos todos los días en este mundo que aparece estar inserto en una esquizofrenia con delirios de persecución, que trata de escapar, sin éxito a esta dura realidad de nuestros días. Un abrazo querido Amigo y mis felicitaciones a Juan.

    ResponderEliminar