Cuentos en el blog

jueves, 19 de febrero de 2009

¿Por qué escribis?...


Muchas veces me han preguntado: ¿Por qué escribís? ¿Por qué quitas horas a tu sueño para escribir hasta altas horas de la noche?
Estas preguntas nunca las he respondido o si lo hice fue con una contestación escape que se me ocurrió en el momento.
Hoy luego de leer un poema en el blog “Cartas en el océano”*, de una ciberamiga, las preguntas volvieron a mí y creo que la respuesta a esta interrogante me fue revelada.
La contestación es, simplemente evitar que las historias que brotan de mi alma no queden perdidas en el tiempo y el espacio, como ocurrió con las de una persona, muy querida por mí, y que desaparecieron con él para siempre al saludar por última vez desde la ventanilla del autobús una tarde de verano.
Mis historias, como aquellas, llevan al que las escucha o lee a pasar un momento agradable, aprender de los datos históricos y geográficos, y si se leen entre líneas descubrir los valores humanos y moralejas que, como si fueran el sendero de migas de Hansel y Gretel, dejo como si de un mapa mágico se tratara.
Como quisiera realmente escuchar de nuevo esas historias de tierras lejanas con aroma a hierba, chocolate y nieve, y dormirme escuchando esa voz tan cercana y parecida a la mía, "voz como si de una canción de cuna se tratase" que arrullan mis recuerdos y avivan mi imaginación. Recuerdos acompañados de nostalgia y el traqueteo nocturno de un tren.
Situaciones provocadas por la intolerancia humana, los orgullos, las disputas vanas y hasta puede que sin sentido viéndolas pasadas por el cedazo del tiempo, pueden impedir que alguien cuente sus historias al oído de un niño ávido de aventuras. Historias con sabor a picardía de otras épocas, historias contadas con la añoranza del tiempo que se fue y no volverá. Historias que, aunque fueron pocas quedaran para siempre en el corazón y la mente del que pudo escucharlas, pero que al no ser plasmadas en el blanco papel se perderán en una generación.
Tal vez se piense que uno pretende inmortalizarse al escribir y publicar un libro. No es mi caso. Solamente pretendo, como dije, que mis novelas y escritos sean de utilidad para aquel que los lee.
Quien sabe... tal vez... estos textos sirvan a alguien que con un “gran y verdadero talento literario” se anime a plasmar sobre el papel una verdadera joya de la literatura, de su autoría.
*http://cartaseneloceano.blogspot.com/2009/02/cuentame-al-oido.html

3 comentarios:

  1. Guauuuu
    que bonito Alejandro !!!!!!!!!
    Me encantó leer éste texto que has escrito, me quedé maravillada con cada palabra, y tambien me hiciste acordar de cosas, de historias que solía contar mi abuelito cuando eramos niños, y tambien de mi tia,
    ambos seres estupendos, que ya no estan fisicamente.
    Y que me hubiera gustado seguir oyendoles, que me siguieran delitando con las historias de su vida, y tambien de mi infancia, de cuando era tan chiquita que no me acordaba, de cuando era bebé ...
    Eres un escritor con mucho talento Alejandro, despiertas toda mi admiración y respeto.

    Un abrazo de luz !

    ResponderEliminar
  2. Ahhh y gracias por mencionar mi blog "Cartas en el oceano" amigo.
    Me llenó de alegria y de ánimos
    verlo escrito en tu blog.

    Besotes !!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus palabras, pero el merito lo tenes vos al disparar la primera piedra. Parece que en este escrito compartimos la cibermusa o el mismo canal universal de inspiración.jejeje.

    ResponderEliminar