Cuentos en el blog

sábado, 15 de enero de 2011

¿Cuento de terror o la nueva educación?


La escena se desarrolla en un comedor, en un lugar indeterminado del mundo occidental.
La madre sirve la sopa a su hijo de tres años que se encuentra jugando con un pequeño auto de juguete:
- Raúl deja de jugar y sentate a la mesa para comer.
El niño hace oidos sordos y sigue jugando con su auto.
- Raúl... ¿no me escuchaste?...veni a comer...
El niño sigue jugando sin hacer caso.
- Raúl...
- ¡No quiero comer sopa! Cométela vos si tanto te gusta-grita el niño arrojando el auto al plato de comida y enseñándole el dedo medio a su madre corre al patio.
La madre mira a su hijo correr y resignada piensa:
- ¡Que carácter tiene mi hijo!
Esta escena muy común en nuestros días no se daba en nuestra época de infancia en donde Raúl si no hacia caso a la primera llamada recibía un enérgico reto seguido de un seguro “correctivo”.
Es cierto que muchos padres se extralimitaban con sus “correctivos” entre los que se encontraban arrodillarse sobre granos de sal o maíz sin olvidar al famoso “don cinto”.
Es debido a las extra limitaciones que en los años 70´ aparecieron los psicólogos diciendo que los castigos afectaban la psiquis del infante y de ahí en mas la balanza se volteó para el otro lado. Hoy por hoy los niños son los que dominan el hogar, so pena de poder demandar a sus padres si estos se rebelan y no cumplen sus caprichos. Son los que otrora llamaban “mocosos” los que dictan las pautas y horarios del hogar... y nosotros, que recibíamos retos de nuestros padres por no cumplir las reglas, hoy recibimos retos y maltratos de los infantes transformándonos en la “generación sándwich”. Lo que antes era ser mal educado hoy, como lo ha hecho la madre de Raúl, es tomado como “carácter”.
El carácter es el sello que define a una persona pero de ahí a que sea el velo que cubra al descontrol infantil dista mucho.
No estoy de acuerdo con el maltrato infantil pero tampoco con el dejar a los niños como animalitos a su capricho y con poder legal para castigar a sus padres, he inclusive mandarlos presos. Particularmente no creo que un "coscorron" dado en el momento justo, más allá de marcar limites, haya traumatizado a alguien.
Para peor de males he leído la semana pasada que hay quienes que dicen que los únicos que tienen el derecho de “educar” son los maestros ya que los padres solo tienden a “adoctrinar” a sus hijos. Con este pensamiento las tradiciones familiares se disolverán, perdiéndose finalmente, para ser reemplazadas por las  de un frio sistema que impartirá la “educación” del gobernante de turno.
Si estas condiciones se dan, es evidente que esta nueva generación se las tendrá que ver con la próxima en donde no quiero imaginarme que puede llegar a pasar... El solo pensarlo es escalofriante... prefiero alquilarme alguna película de terror. ¿No lo creen así?

5 comentarios:

  1. DEMASIADO CONSENTIDOS TIENEN A LOS NIÑOS!!

    No saben ser padres,deberian dar clases...no saben dar cariño y educar a la vez,se piensan que amarlos es malcriarlos...Los niños estan pidiendo a gritos que les presten atencion y que les pongan normas.

    UN BESAZO

    ResponderEliminar
  2. El hecho de ser padre me cualifica lo suficiente como para poder decir que la responsabilidad educativo es de los padres, pero el ritmo social, el bombardeo televisivo y la desunión familiar son otros principales motores de este desconcierto educativo. Antes de tener hijos, siempre había dicho que cuando los tuviera, los llevaría bien rectos. Buffff! Una cosa es pensar, otra bien distinta, experimentar.

    ResponderEliminar
  3. Los primeros educadores de los hijos son los padres pero nuestra cultura es demasiado permisiva y creo que es por esto, que la educación de los hijos, esta como esta.

    Fue un agrado visitarte y conocer tu blog, es muy interesante.

    Saludos cordiales!!

    ResponderEliminar
  4. Bienvenida Rayen a mi cibercasa.
    Estoy de acuerdo con los tres deberían dar clases de "responsabilidad paterna" y si bien es cierto que los medios y el ajetreo diario interfieren en la educación muchas veces son los mismos padres los culpables dado que "archivan" a sus hijos con abuelos, empleadas, etc y después se quejan.

    ResponderEliminar
  5. These are in fact wonderful ideas in regarding blogging.
    You have touched some fastidious factors here. Any way keep up wrinting.


    Take a look at my site taters

    ResponderEliminar