Cuentos en el blog

martes, 25 de agosto de 2009

La vida, un inmenso mar


Hace unos años, mientras pasaba unos días en Mar del Plata, Republica Argentina, me había ubicado en mi lugar favorito cerca de una barranca junto a un espigón hecho de piedras.
Como siempre, me senté sobre la tibia arena de la pequeña playa y me puse a admirar el paisaje: Las olas salpicando sobre mi al romper contra las rocas; el penetrante aroma al agua marina; las gaviotas chillando, tal vez en un cerrado combate aéreo por la posesión de un pescado; en fin, todo lo necesario para además de cargar las agotadas “baterías” a reflexionar sobre la vida.
Mientras el sol luchaba con los químicos de mi bloqueador solar para poder rostizarme, como lo hizo otros años, observaba como un pequeño kayak navegaba placidamente detrás de las gruesas rocas del espigón, fue cuando comparé a la vida con el mar.
Nosotros somos como un pequeño bote sobre las olas cambiantes del mar de la vida, buscando la mejor manera de llegar al puerto, luchando y enfrentándonos a los distintos desafíos que este “mar” nos pone en frente. A veces, este, se presenta tan tempestuoso que parece querer acabar con nosotros haciendo que usemos todos nuestros recursos para sobrevivir, otras tan calmo que nos ayuda a hacer las reparaciones necesarias para proseguir nuestro viaje.
Como dice la canción “Como olas del mar”, del cantautor brasilero Lulu Santos,...“La vida tiene olas como el mar, en un vaivén infinito”..., y es en ese vaivén que el “kayak”, debe ser lo suficientemente hábil para poder adaptarse y enfrentar el temporal sin quebrarse al estrellarse contra las rocas de la costa.
Así como la imagen que vemos del mar en un lugar determinado nunca es igual, ya sea por el viento, las mareas, o cualquier otro factor, no por ello deja de ser ese mismo mar, las personas pueden cambiar ante una situación pero no por ello dejan de ser ellas mismas a pesar que muchas veces deban subir o arriar sus velas ante una situación determinada.

2 comentarios:

  1. como dice Heraclito de Efeso "Nadie se baña en el río dos veces porque todo cambia en el río y en el que se baña."
    Uno conservará ciertos rasgos que definen nuestra persona. Pero no somos siempre la misma persona.
    piensa que todos nosotros cambiamos todas nuestras celulas cada 7 años. Ya no somos los mismos, pero al mismo tiempo si. ¿Como definir nuestro cambio o no?

    ResponderEliminar
  2. La vida te lleva y te trae, del pasado al presente, para forjar un futuro mejor.

    ResponderEliminar